El Grupo de Investigación en Compostaje (GICOM) del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad Autónoma de Barcelona, fue creado el año 2000 con un objetivo claro: el estudio del proceso de compostaje como tecnología sostenible para el tratamiento biológico de los residuos orgánicos. Las actividad de investigación del GICOM han centrado en el estudio del compostaje de diferentes residuos (municipales e industriales) y en la mejora del proceso de compostaje. Un ejemplo de las estrategias desarrolladas para la mejora del proceso de compostaje es el uso de controles avanzados para maximizar la actividad biológica.

Hay dos aspectos del proceso de compostaje que se pueden considerar como nuestras principales áreas de especialización: el estudio de la estabilidad de los residuos orgánicos y la determinación de los impactos ambientales del proceso de tratamiento. En primer lugar, los estudios de estabilidad se basan en la determinación de los Índices respirométrico, que son de gran interés en la actualidad para definir el rendimiento de las plantas de tratamiento de residuos (plantas MBT, plantas de compostaje, plantas de digestión anaerobia, etc). Estos índices se aplican también para definir los límites de estabilidad para materiales orgánicos depositados en los vertederos o para el compuesto utilizado como enmienda orgánica para el suelo. Por otra parte, el estudio de los impactos ambientales asociados al tratamiento biológico de residuos orgánicos, es de gran interés para ser tenido en cuenta en las estrategias y los planes de gestión y tratamiento de residuos.

El conocimiento que hemos obtenido a lo largo de estos años sobre el proceso de compostaje la aplicamos también a la producción de productos valiosos a través del proceso conocido como Fermentación en Estado Sólido (SSF, por sus siglas en inglés). A paertir de este proceso se pueden producir enzimas tales como lipasas, proteasas o celulasas o bien bioplaguicidas y biosurfactants, todos ellos productos de interés para aplicaciones a escala industrial.

El uso de nanomateriales para la mejora del medio ambiente es otro área de la investigación de nuestro grupo. En este campo trabajamos en el tratamiento de aguas con contaminantes específicos (metales y pesticidas), la adsorción de gases de efecto invernadero y la evaluación de la toxicidad de las nanopartículas inorgánicas y sus derivados. La toxicidad nanopartículas se determina mediante pruebas de respirometría, de digestión anaerobia, microtox, pruebas de germinación de semillas y estudios con Daphnia Magna.

Todas estas líneas de investigación se financian con fondos públicos o subvenciones y contratos con empresas y administraciones públicas.

El Grupo de Investigación de Compostaje forma parte del Centro Tecnológico para el Tratamiento integralde las Emisiones Gaseosas, Efluentes Líquidos y Residuos Sólidos (Bio- GLS), que forma parte de la Red TECNIO de ACC1Ó.