La experiencia obtenida en el campo del compostaje nos ofrece una base consolidada y sólida para desarrollar aún más el procesamiento biológico de los residuos sólidos orgánicos bajo el nuevo paradigma: la conversión de residuos en materia prima (del residuo al producto) a través de la Fermentación en Estado Sólido (SSF). El grupo comenzó a trabajar en esta nueva línea de investigación en 2010, con el objetivo obtener a partir de diferentes residuos una alta gama de productos de valor añadido. Por ejemplo, residuos procedentes del refinado de aceite, de pelo de la vaca de la industria del cuero o de piel de naranja de los que se pueden obtener enzimas (lipasas, proteasas, celulasas), biosurfactantes o biopesticidas. Estamos trabajando para obtener biocombustibles y otros compuestos químicos. Las opciones parecen infinitas. Es por este motivo que se está incrementando la investigación en el campo de la SSF.

Sin embargo, el reto principal sigue siendo el escalado a nivel industrial. Nuestra investigación, basada en nuestro conocimiento sobre compostaje que se ha llevado a cabo con éxito a escala industrial, persigue obtener un proceso de SSF fiable y fácilmente escalable. Al mismo tiempo, nos centramos en la producción de nuevos productos y su uso tanto en aplicaciones ambientales como procesos de química verde.